• Polonia 7139
  • Del Viso. Partido del Pilar.
  • Bs As. Argentina.
  • Tel/Fax: 02320 4 73740
  • E-mail: info@itawegman.org.ar

Profesionales

Profesionales que formamos parte del Centro de Día:
Lic. en Psicopedagogía
Terapista Ocupacional
Psicologa
Médico
Lic. en Trabajo social
Prof. de Música
Prof. de Artes Plásticas
Docentes con formación en Pedagogía Waldorf
Pedagogos curativos
Profesor de Educ Física

Hace 25 años que estamos trabajando un grupo de docentes, terapeutas y colaboradores con el objetivo en común de configurar una estructura dinámica y armónica que posibilite la generación de genuinas energías terapéuticas. Los trabajos en conjunto hacia la conformación de imágenes de nuestros pacientes, la búsqueda de comprensión diagnostica dinámica por medio de la entrega empática a los problemas planteados, la dedicación, el amor, el interés por las preguntas que permanentemente afloran nos permiten afirmar hoy, que hemos devenido, paso a paso, en un espacio terapéutico al servicio de la Comunidad.

     Buscamos la inclusión de los objetivos particulares de las personas que se nos acercaron y se nos acercan, integrándolos con los objetivos familiares, sociales e institucionales.

     El “sentido social del impedimento”(es decir, su cometido o misión social), nos sirvió de guía en la búsqueda del reconocimiento del valor genuino y único de cada destino humano.  En primer lugar nos es necesario comprender para luego ser capaces de ayudar.  Querer transitar el sufrimiento adentrándonos plenamente en cada situación, plenamente entregados a la multiplicidad de vivencias.  Aprender a comprender y acompañar los procesos a partir de los planteos y necesidades del otro.

     De este modo, el gran círculo social, que en lo más intimo de  su ser requiere ser “sanado” encuentra un medicamento muy valioso en las personas necesitadas de cuidados anímicos especiales, quienes por su propia naturaleza, por un lado, y por requerimientos del destino, por otro, propician cambios, modificaciones, en la estructura social y familiar a la que pertenecen, que permiten la generación de valores nuevos en espacios en los que naturalmente no hubiesen surgido, ayudando a modificar en la conciencia de cada uno, una ética de la competencia, a la que todos estamos habituados y nos parece la única posible, hacia una ética de la cooperación y la valoración de las capacidades individuales. Aprendemos, gracias a ello a observar, comprender y conjugar los valores individuales en función de una nueva estructura; esta es la tarea que nos proponemos, cuando en el ámbito de los concurrentes adultos hablamos de Terapia Social.

     Este camino, así planteado es productor de gratitud de por sí, y otorga a cada uno un lugar de pertenencia y significado fácilmente reconocible y sanador en sí mismo.

     Hemos encontrado desde el comienzo en el método Waldorf, la herramienta pedagógica adecuada para nuestro propósito, en la Pedagogia Curativa, la extraordinaria  transformación del método pedagógico en método terapéutico, fecundado por la medicina y en la Antroposofia la imagen del hombre desde donde se hace posible, para nosotros, una comprensión plena del sentido de la enfermedad en el hombre, cada vez más profunda y llena de significado.

     Tenemos ante nosotros la belleza de un camino abierto y el sostén de más de 25 años de trabajo en común, así confiando en nuestra historia y descansando en ella, sabemos, sin embargo, que cada día es un nuevo punto de partida.